ÁMSTERDAM

Ámsterdam es, sin duda, la ciudad de las bicis. Es una ciudad con mucho encanto, y a la vez, curiosa por su arquitectura, estructura, canales, puentes, jardines, mercadillos, cofeeshops y modo de vida.

Solo he estado un fin de semana, pero es suficiente para poder introducirte en el ambiente casi de forma autóctona. Además, es de esas ciudades que una vez que tienes que irte, piensas: “volveré seguro”. Estuve un mes de mayo y quedé sorprendida del calor que hacía en la ciudad, ¡me quemé y todo!.

Me encantó patearme la ciudad a pie o montando en tranvía, que atraviesa todo el centro, pero lo ideal es alquilar una bici y circular por la ciudad. Verás que en cada rincón hay cientos de bicis. Te llamará la atención que en los carriles bici ¡también pueden circular las motos!. ¡Ah! y debes tener muy buena orientación porque lo cierto es que como consecuencia de los canales y la arquitectura de los edificios las calles son muy similares entre sí.

A pesar de que en apenas un finde no te dé tiempo a disfrutar de todos los encantos de la ciudad y alrededores hay una serie de MUST DO que no te puedes perder…

 

ÁMSTERDAM EN 48 HORAS

El aeropuerto.

El aeropuerto principal de Ámsterdam se llama: Schiphol. Está muy cerca de la capital holandesa, no llega a media hora en tren (a unos 15 kms de la ciudad).

Es un aeropuerto bastante grande, por lo que, al regreso asegúrate de ir con tiempo por si ocurre algún imprevisto. Tiene 3 terminales aunque no hay que coger transporte para desplazarse de una a otra como ocurre en Barajas o en El Prat.

En el subterráneo del aeropuerto Schiphol se encuentra la estación de tren que te lleva directo a “Ámsterdam Central”. El billete cuesta unos 3’70 € aunque si vas a estar el fin de semana completo probablemente te salga a cuenta comprar un billete de tres días por 26 euros con el que tienes la posibilidad de utilizarlo cada vez que quieras en tren, tranvía, ferry o metro durante esos días.

Para más info sobre los transportes públicos de Ámsterdam mira en:

www.gvb.nl

www.ns.nl

www.bus197.nlmsterdam Airport Express).

Por cierto, el aeropuerto tiene una bonita terraza en la que se expone uno de los aviones de la compañía holandesa KLM.

Los imprescindibles de Ámsterdam son:

  • Plaza Dam. Es uno de los lugares de reunión de la ciudad, la plaza más céntrica desde la que se pueden ver la iglesia Nieuwe Kerk, el Palacio Real y el Monumento Nacional.

Su nombre “dam” significa “presa” y es que en el siglo XIII se construyó una presa alrededor del río Ámstel para evitar que el mar inundase la ciudad.

  • Plaza Rembrandt. Se trata de otro de los lugares de encuentro de la ciudad. Es una plaza homenaje a uno de los pintores barrocos más populares de Ámsterdam. Destaca por la antigua escultura de Rembrandt y, desde el año 2006 por el 400 aniversario del nacimiento de Rembrandt, acompañan a la estatua 22 figuras de bronce que crean una réplica tridimensional de una de las obras maestras del pintor: “La ronda de noche”.

Cada domingo hay un mercadillo de arte en la plaza y por las noches es una de las plazas con más movimiento nocturno de la ciudad.

  • Letrero de “I Ámsterdam”. (Se encuentra en la zona Museumplein). Se ha convertido en un icono de la ciudad por lo que pases cuando pases por la zona del letrero habrá alguna persona posando para una foto en alguna de sus letras.

  • Van Gogh Museum, Museumplein, 6.

Precios: Adultos: 17 €. Menores de 17 años: entrada gratuita. Tienes la posibilidad de evitar largas colas si tienes la tarjeta: I Amsterdam Card.

  • En esa zona denominada “museumplein”, os recomiendo altamente el Museo MOCO (Museo de Arte Contemporáneo), Honthorststraat 20, se trata de un museo relativamente nuevo (abrió sus puertas en el año 2016) y en el que hay una excelente exposición del artista BANKSY y, actualmente, de Salvador DALÍ (en sus inicios se exponían obras de Andy Warhol).

El museo es iniciativa privada de los propietarios de la Lionel Gallery y parte de las ganancias obtenidas se destinan a organizaciones benéficas.

(Abierto de 10:00 a 18:00 horas).

  • Muy cerca del Museumplein se encuentra uno de los principales parques de la ciudad: Vondepark, donde descansar al aire libre, caminar, pasear en bici…

  • Patio de Begijnhof. Se trata de un conjunto de bonitas casas que muestran sus fachadas hacia el jardín del Begijnhof. Entre estas casas se encuentra la casa más antigua de Ámsterdam: la Het Houten Huis, que data, aproximadamente, del año 1420. También, en el Begijnhof se encuentra la Iglesia Inglesa (Engelse Kerk), del siglo XV, que aún posee su torre medieval. Otra curiosidad de este lugar es la Capilla del Begijnhof, dentro de las casas 29 y 30. Esta capilla era una iglesia clandestina construida en el siglo XVII y que aún contiene muchos ornamentos y objetos del pasado de la iglesia católica.

 

  • Casa de Rembrant. Jodenbreestraat, 4. La casa en la que el pintor barroco vivió y pintó. Casa construida, aproximadamente, en el año 1606.

 

  • Casa de Ana Frank. Rinsengracht, 267. Se trata de la mismísima casa desde la que escribió su diario durante la Segunda Guerra Mundial. Precios: Adultos: 9 €. Niños de 10 a 17 años y Carnet Joven: 4,50 €. Niños hasta 9 años: entrada gratuita.

 

  • Ámsterdam es una de las trece ciudades de Holanda donde existe prostitución en los escaparates (es legal desde 1911), por tanto, una de las curiosidades de la ciudad es el ambiente que encontrarás en el llamado Barrio Rojo (JORDAAN). Varias calles iluminadas con luces de neón de color rojo, repletas de gente (algunas personas más sobrias que otras) y con grandes escaparates en cuyo interior hay mujeres y travestis ofreciendo sus servicios. En pleno barrio rojo, se halla la iglesia más antigua de Ámsterdam: la Oude Kerk, Oudekerksplein, 23.

 

  • También resulta curioso que en pleno centro de Ámsterdam encuentres un barrio chino (cerca de Nieuwmarkt).

  • Y, por su puesto, algo característico del centro de la capital holandesa son los coffee shops con sus terrazas repletas de gente, la mayoría fumando marihuana, ya que en Ámsterdam está legalizada su venta y consumo.

 

  • Torre A’dam, desde donde disfrutarás las mejores vistas del canal. Overhoeksplein, 5.

 

  • Si te gusta la cerveza no puedes dejar de hacer una visita a la Fábrica de Heineken. Stadhouderskade, 78. Precios: Adultos: 16 €. Jóvenes de 12 a 17 años: 12,50 €. Menores de 11 años: entrada gratuita. I Ámsterdam Card: 25% de descuento.
  • En Ámsterdam quedan 8 molinos. Al lado de uno de estos (el De Gooyer) se encuentra Brouwerij ‘t IJ, una pequeña cervecería donde podrás brindar y probar 6 tipos de cervezas (2’60 € – 3’20 €).

 

Mercadillos de la ciudad:

Waterlooplein Flea Market, Waterlooplein 2. (Cerrado los domingos).

El mercado de las flores: Floating Flower Market, Singel 630. (Hasta las 5 de la tarde, los domingos sí está abierto).

Mercado Albert Cuyp, C/ Albert Cuypstraat, el mayor mercado al aire libre de toda Europa (cierra los domingos).

También destaca la Pastelería HOLTKAMP. VIJZELGRACHT, 15, Ámsterdam.

Si te apetece salir de la ciudad y disfrutar de uno de los mejores espectáculos de Holanda por sus campos de tulipanes, visita Bollenstreek (a escasos 20 minutos de Ámsterdam).

 

CURIOSIDADES…

  • La mayoría de los edificios se encuentran torcidos-inclinados, algunos casi más que la Torre de Pisa, pareciendo que van a caerse en cualquier momento.
  • Las tres XXX. Verás en la mayoría de edificios una bandera negra y roja con tres X. Se trata de la bandera de la ciudad. El por qué de las tres X tiene un origen que aún no se ha aclarado ya que existen varias versiones: Una de las teorías es que San Andrés, el patrón de Ámsterdam, murió en una cruz con forma de equis. Otra versión dice que las tres equis representan el valor, la determinación y la misericordia, que son los tres adjetivos con los que denominó a la ciudad la Reina Guillermina. Y hay otra corriente que se inclina a decir que las tres X representan los desastres que han afectado a la ciudad a lo largo de su historia: los incendios, las inundaciones y la peste. 

 

  • Los aparcamientos con mooooooontones de bicis son súper frecuentes.

  • Las motos pueden circular por los carriles bici.
  • Hay un total de 382 canales y en ellos destacan las casas-barco.
  • En las calles del centro histórico es común encontrar las denominaciones antiguas de las calles con placas que adquieren “formas” en las que se representa una profesión. Así era como antiguamente se identificaba cada calle (la calle del panadero, del herrero…).

  • Prácticamente en cada tienda verás un par de zuecos a modo de decoración. Los zuecos son muy representativos de Holanda, se trata de los zapatos más tradicionales y artesanales del país. Los zuecos son un calzado de madera muy utilizado antiguamente por los artesanos ya que en tierras húmedas como las holandesas, la madera esmaltada protegía muy bien del agua.

  • En el tranvía tienes que pasar el ticket por la máquina tanto a la entrada COMO A LA SALIDA.
  • Desde el punto de vista gastronómico, en Ámsterdam encontrarás montones de tiendas de quesos holandeses y tendrás que probar el jenever, un licor tradicional similar a la ginebra. Si te apetece picar algo no dejes de probar las bitterballen, unas pequeñas croquetas rellenas de carne picada que se suelen servir con mostaza. También es típica en la ciudad la sopa de guisantes. Hay muchos puestos de comida callejera.

INFO BÁSICA…

Moneda: Euro.

Enchufes: igual que en España.

Hora: igual que en España.

Prefijo: 0031.

Emergencias: 112.

Embajada de España en Holanda: +31(0)70 3024999 (se encuentra en La Haya), en Ámsterdam está el Consulado: (+31) 652665078.

Idioma: Holandés aunque la gran mayoría de la población habla inglés a la perfección.

Horario comercial: De 9.00 a 18.00 horas de lunes a sábado. El centro suele tener sus comercios abiertos también los domingos a partir de las 12.00 de la mañana.

 

Anuncios