BARCELONA

Llevo más de dos años viviendo en Barcelona y cada semana termino descubriendo algo nuevo, por lo que, aunque en un primer vistazo veas que este post es largo, créeme, me he dejado mucho en el tintero y aún no conozco todos los rincones que me gustaría.

MIRA CON LOS OJOS DEL TURISTA, QUE VE BELLEZA DONDE EL RESTO VE RUTINA“.

Normalmente escribo los post de viajes una vez que ya he abandonado la ciudad o lugar sobre los que escribo, en este caso, no es así. Te habrás percatado que al principio he escrito “viviendo”. Sí, sigo viviendo en Barcelona mientras escribo estas notas sobre la ciudad (enero de 2018) y la frase anterior define mi mirada en mis paseos por la llamada “ciudad condal”. Y es una sensación que me gusta y uno de los motivos por los que no me canso de vivir aquí, …, aún. Sigo sintiendo bienestar cuando paso delante de un monumento o, simplemente, por el Paseo de Gracia y pienso “vivo aquí”, sí, vivo en la ciudad que tiene estos bienes patrimoniales que hacen que nunca te puedas aburrir ni dejar de impresionarte por su majestuosidad o belleza…

Barcelona, para mí, es una ciudad para disfrutarla andando, al menos el epicentro, entendiendo por “epicentro” desde las ramblas o desde el inicio del Paseo de Gracia (por la Avenida Diagonal) hasta el Puerto. Es una ciudad que nunca te dejará de sorprender porque siempre tendrás algo nuevo por descubrir o algún detalle que lo mismo se te ha pasado por alto.

Barcelona es una de las ciudades más completas que conozco. Urbanita, cultural, comercial, histórica, con mar, con montaña, bien comunicada, con buen clima, … Eso sí, como si fuese una de las grandes capitales del mundo, es cara como ella sola y… ¿demasiado turística?

Es una ciudad peculiar, si tenemos en cuenta que no puede crecer más, ya que está delimitada al sur por el mar, al norte por la montaña y a cada lado por ríos (Besós y Llobregat) y, sobre todo, es una ciudad curiosa e interesante desde el punto de vista urbanístico y arquitectónico: la zona del “eixample” (ensanche) siempre es objeto de admiración desde las alturas ya que una parte de la ciudad se ve como cuadraditos de formas redondeadas para así ganar terreno a las calles y que sea posible aparcar en esas esquinas.

Qué decir de su ruta modernista, de edificios preciosos y coloridos, de la Sagrada Familia, la Catedral, Santa María del Mar, la Casa Batlló, La Pedrera, Las Ramblas, el Paseo de Gracia, Plaza España, el Tibidabo y un larguísimo etcétera.

Es posible atravesar la ciudad por cuatro ejes: al norte por la Ronda de Dalt, al sur por la Ronda Litoral y por el medio por la Avenida Diagonal y la Meridiana.

Barcelona, se divide en diez distritos: Ciudad Vella, Eixample (Ensanche), Sants-Monjuic, Les Corts, Sarria-Sant Gervasi, Gracia, Horta-Ginardó, Nou Barris, Sant Andreu y Sant Martí.

COMUNICACIONES – CÓMO MOVERSE POR BARCELONA

METRO

La ciudad de Barcelona tiene bastante bien comunicados todos sus rincones por metro, incluso puedes ir al aeropuerto (tanto a la T1 como a la T2) en una nueva línea (9) que en, aproximadamente, media hora, te dejará en la terminal por menos de cinco euros. Web Metro

Metro Barcelona

TRANVÍA

También hay dos líneas de tranvía:

Una conecta el bajo llobregat (ciudades como Sant Feliú, Esplugues, L’Hospitalet o Cornellà) con la zona universitaria de Barcelona y con una parte de la avenida Diagonal y otra línea de tranvía se encuentra en la zona del Besòs, es decir, que conecta la Ciudadella – Ciudad Olímpica con Sant Adrià pasando por Gloríes y Poble Nou. Por tanto, lamentablemente, aún resulta complicado recorrer la totalidad de la avenida Diagonal con tranvía (la avenida Diagonal tiene una longitud aproximada de 10 kms). Es una de las grandes reivindicaciones de la oposición en el Ayuntamiento. http://www.tram.cat/es/

BUS

Los distintos barrios de la ciudad están conectados por bus. Incluso hay una línea de bus que hace trayectos directos desde el centro de la ciudad al aeropuerto (desde plaça Catalunya al aeropuerto, tanto a la T1 como a la T2): AEROBUS (de color azul claro).

BICI

Si lo que te gusta es circular en bici, tienes suerte, Barcelona es una ciudad que tiene un carril-bici casi que en cada calle así como puntos de recogida de bicis.

Es más, como peatón te hago una advertencia, a la hora de cruzar debes de estar casi que más atento a las bicis que a los coches. Las calles de Barcelona son bastante amplías y cuando miras al fondo de cualquiera de los lados para cruzar, es posible que no veas ningún coche de lejos pero… ¡cuidado! lo mismo lo que tienes casi que encima es una bici a gran velocidad y que no te habías percatado al mirar al fondo de la carretera… Lo mismo parece una exageración pero no es así, es raro el año que no muere alguna persona atropellada por una bici.

OTROS TRANSPORTES

Motos. 

También hay transportes alternativos como alquiler de motos por la ciudad.

Teleféricos.

Barcelona tiene una línea de teleféricos que une la zona de Montjuic con el Puerto.

Taxis.

Por supuesto, encontrarás taxis en cada rincón. En Barcelona, los taxis son de color negro con puertas de color amarillo.

Por qué los taxis de Barcelona son de color negro y amarillo:

Para saber el motivo debemos remontarnos a principios del siglo XX, concretamente al año 1924, cuando el Ayuntamiento de Barcelona publicó una norma urbana para los taxistas de la ciudad. En esa norma se imponía la obligación de que todos los taxis instalasen un taxímetro y una línea de color bajo la ventana del coche dependiendo de las tarifas: franja blanca (la mas barata), roja, amarilla y la franja azul era la tarifa más cara. Cinco años más tarde, como consecuencia de la celebración en la ciudad de la Expo Universal del 29, se inició un conflicto entre los taxistas por la competencia en las tarifas así que para mediar en el conflicto el Ayuntamiento decidió que la tarifa más apropiada era la amarilla, de forma que, desde entonces, todos los taxis debían de ir marcados con el color amarillo. El negro es porque en aquella época todos los coches eran de ese color.

IMPRESCINDIBLES EN BARCELONA …

LA SAGRADA FAMILIA

Decir que has estado en Barcelona y que no has pasado delante de la Sagrada Familia casi que es un delito. Es uno de los monumentos más visitados del mundo junto con la Basílica de San Pedro de El Vaticano y la Alhambra de Granada y merece la pena, al menos, poder contemplarla desde la calle.

La obra fue diseñada por el arquitecto Antoni Gaudí y fue iniciada en el año 1882. En la actualidad, sigue en construcción.

Sobre todo, para mí, lo que más merece la pena, en el exterior, es la facha de atrás (fachada “del nacimiento”) que es la parte más auténticamente “gaudiana”, realizada efectivamente por el artista antes de fallecer. Es como estar viendo (guardando las distancias) un castillo hecho con arena mojada en la playa, por su relieve y forma.

Todo es detalle, simbolismo y minuciosidad en la Sagrada Familia: distintas formas de la naturaleza en cada centímetro, las escenas más relevantes de la vida de Jesús, colorido, brillo, …

La fachada más moderna (fachada “de la pasión”) empezó a construirse en 1956 según los dibujos y explicaciones que había dejado Gaudí en sus planos.

LAS RAMBLAS

Sin duda, se trata de una de las zonas más transitadas de Barcelona. Las Ramblas son un bonito, emblemático y largo paseo en el centro de la ciudad (tiene más de un kilómetro de longitud) que va desde Plaça Catalunya hasta el Puerto (concretamente hasta la estatua de Cristóbal Colón).

En primer lugar, es posible que te preguntes ¿cómo es posible que se llamen “las ramblas” si en apariencia solo es una calle y debería ser “la rambla”?

La respuesta es sencilla y es que la rambla va cambiando de nombre en distintos tramos: Rambla de canaletas, Rambla de los estudios, Rambla de San José, Rambla de Capuchinos, Rambla de Santa Mónica.

Cada tramo corresponde a un trozo de la antigua muralla que había en la ciudad. Por tanto, al haber varios tramos llamados “rambla” de ahí que se empleé el nombre en plural.

A lo largo de las ramblas encontrarás montones de kioscos y puestos de flores pero hay unos cuantos lugares y detalles que no debes pasar por alto durante tu paseo por Las Ramblas de Barcelona:

  1. Fuente de Canaletas.

La verdad es que la fuente en sí no es nada del otro mundo (no es ningún monumento emblemático como puede ser la cibeles o neptuno en Madrid) pero es conocida porque tras cada victoria del Fútbol Club Barcelona, sus aficionados acuden a celebrar los títulos ante esta fuente.

Por cierto, hablando de aficionados del Barça ¿sabes por qué se les llama “culés?

A principios del siglo XX, con el inicio de las competiciones del Barça, el equipo jugaba en un estadio de la Calle Industria de Barcelona, el cuál contaba con dos gradas pero estas se quedaban cortas para el gran número de aficionados que iban a ver el partido cada domingo. Es por eso que, por la falta de aforo, muchos aficionados veían el partido desde los muros alrededor del estadio. Desde la calle lo que se veía claramente eran las posaderas de todos los aficionados sentados en el muro en fila. De ahí el nombre de “culés“, que se sigue manteniendo en la actualidad.

  1. Mercado de La Boquería. 

Oficialmente llamado Mercado de San José (debido a que se encuentra en el lugar en el que antiguamente se hallaba el convento carmelita de San José -1586-), fue inaugurado en 1840.

La pregunta del millón es por qué se llama “la boquería“. Parece que el origen del nombre viene del propio origen del mercado y es que desde hace años (antes de la inauguración oficial del mercado) esa zona era lugar de venta de carne, concretamente, de carne de cabrito, en catalán: “boc“, de ahí el nombre, lugar en el que era normal encontrar ese tipo de carne: “boqueria“.

En la actualidad, el mercado cuenta con más de 300 puestos y siempre lo encontrarás abarrotado de gente ya que además de encontrar puestos con productos súper frescos y del día, en muchos de ellos puedes comer o tomar un tentempié recién hecho.

  1. Obra de Joan Miró. 

En el centro de La Rambla se halla en el suelo una gran obra del artista catalán Joan Miró (mide unos 65 metros). Se trata de un gran mosaico con forma circular. El fondo es blanco, el borde negro y destacan los colores rojo, azul y amarillo y una especie de monigote que representa al turista, al visitante.

Esta obra es uno de los regalos que el artista hizo a la ciudad de Barcelona junto con dos obras más (una se encuentra en el aeropuerto; un gran mural en la Terminal 2), ahora bien, la otra donación nunca llegó a Barcelona sino que se encuentra en la ciudad estadounidense de Chicago, se trata de una escultura denominada “luna, sol y estrella” y comúnmente es conocida como “miss Chicago”; actualmente hay una réplica en uno de los patios de la Fundación Joan Miró.

  1. Casa de los paraguas (Casa Bruno Cuadros). 

Este edificio no creo que pase inadvertido por nadie en plenas Ramblas. Se trata de un bonito edificio con detalles de carácter oriental destacando un gran dragón en la esquina acompañado de abanicos y paraguas.

Casa de los Paraguas

Hacia el año 1888, Bruno Cuadros Vidal abrió una tienda en ese punto de La Rambla en la que vendía artículos importados de Japón: paraguas, abanicos, collares, etc De ahí la ornamentación del edificio, como forma de atraer a la clientela.

En la actualidad, en los bajos del edificio se halla una entidad financiera.

Detalle Casa de los Paraguas

  1. Liceo. 

Se trata del teatro más antiguo y prestigioso de Barcelona, el cuál ha sobrevivido a montones de catástrofes en los últimos años como incendios, inundaciones e incluso a un atentado.

En la actualidad dispone de más de dos mil localidades.

PLAZA REAL (PLAÇA REIAL)

Esta plaza se encuentra en el barrio gótico y colinda con La Rambla. Es una bonita plaza rodeada de soportales, decorada con palmeras y de forma trapezoide.

En el centro de la plaza hay una fuente de hierro con las tres gracias y unas farolas diseñadas por Antoni Gaudí con brazos a diferentes alturas y con serpientes enroscadas.

En la plaza suele haber a todas horas bastante ambiente ya que está rodeada de restaurantes y bares.

SANTA MARÍA DEL PI (plaça del Pi)

En pleno barrio gótico de Barcelona se halla una bonita basílica católica de estilo gótico-catalán, con un enorme rosetón en el centro de la fachada (el más grande de Cataluña). La basílica comenzó a construirse en el siglo XIV.

El nombre “pi” en castellano significa “pino” y el origen del nombre es debido a que hace siglos encontraron la imagen de la Virgen en un pino tras su pérdida y, de hecho, justo en frente de la entrada principal a la basílica hay un enorme pino.

OBRAS DE GAUDÍ, (además de la Sagrada Familia):

Casa Batlló / La Pedrera / El Palau Guell/ Casa Vincens. 

Antoni Gaudí, es un arquitecto catalán y uno de los personajes más famosos de los últimos tiempos de la ciudad de Barcelona. Es el máximo representante del modernismo. Quien, por cierto, murió trágicamente atropellado por un tranvía entre las calles Gerona y Bailén de Barcelona. Antoni Gaudí estaba sordo y un día iba rápido por la calle al dirigirse a la iglesia de San Felipe Niri (era extremadamente católico) y al no escuchar la campana del tranvía murió arrollado por el mismo. Lo curioso es que el conductor del tranvía bajó del vehículo para ver de quién se trataba y cómo estaba. Gaudí no es que fuese bien vestido y estaba indocumentado así que el conductor pensó que se trataba de un mendigo y lo abandonó a su suerte. Pasadas bastantes horas lo trasladaron al hospital del barrio de El Raval “Santa Creu” y murió tres días mas tarde.

Destacan varias obras en la ciudad realizadas por Gaudí, entre ellas, la Casa Batlló, La Pedrera, la Sagrada Familia, Casa Vicens y el Palau Guell. Las dos primeras se encuentran en el PASEO DE GRACIA (la calle con las tiendas más caras de toda Barcelona, es decir, que las más exclusivas firmas mundiales tienen sede en este bonito Paseo).

El Paseo de Gracia se encuentra en pleno centro de la ciudad y es fantástico pasear por él por lo cuidado que está y por su peculiaridad arquitectónica desde el suelo hasta el último centímetro de cualquiera de las azoteas de los edificios del Paseo.

Las baldosas del Paseo de Gracia fueron diseñadas por el mismísimo Antoni Gaudí. Estaban ideadas para que fuesen colocadas en la Casa Batlló pero por retrasos en la producción no se colocaron finalmente. Las baldosas tienen forma hexagonal. Son necesarias siete baldosas para poder contemplar con claridad los relieves diseñados por el artista. Aparentemente, son una especie de espirales pero, en realidad, se trata de algas, estrellas de mar y amonites (una especie de molusco marino con una concha similar a la del caracol).

Como curiosidad te contaré que estas baldosas se encuentran expuestas en el MOMA (Museo de Arte Moderno de Nueva York) como ejemplo de diseño industrial.

También destacan las farolas y los bancos del Paseo de Gracia, que están realizados siguiendo la técnica de “trencadís” (realización de mosaicos a partir de trozos de azulejos unidos por cemento). A lo largo de todo el Paseo hay 32 bancos-farolas de estilo modernista y líneas curvas, diseñados por el que fue arquitecto municipal Pere Falqués i Urpí, hacia el año 1906.

Bancos – Farolas del Paseo de Gracia

Las farolas están unidas a los bancos, son altas, de hierro, tienen forma curva y en la parte superior de cada farola se halla un detalle curioso: un murciélago (símbolo de fortuna del Rey Jaume I) sobre la corona de Aragón y el escudo de la ciudad de Barcelona.

Murciélagos en Paseo de Gracia

La Casa Batlló (Passeig de Gràcia, 43).

Se trata de un edificio obra de Antoni Gaudí que se encuentra en pleno Paseo de Gracia y uno de los emblemas del modernismo catalán. Además, es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde el año 2005.

Arquitectónicamente es espectacular por su colorido, por sus formas y el interior también merece la pena una visita: sus patios y terraza y también la forma de sus chimeneas.

En verano suelen organizar actuaciones y conciertos en la terraza.

Casa Batlló con decoración navideña

Un poquito más hacia arriba (dirección montaña; Av. Diagonal) se encuentra otra de las obras de Gaudí:

La Pedrera (Casa Milà) (Passeig de Gràcia, 92).

Se trata de un peculiar edificio de formas curvas y construido en piedra. La parte superior está recubierta de azulejo blanco simbolizando una montaña nevada y destacan sus chimeneas y terraza de azulejo colorido.

La Pedrera

La azotea de La Pedrera es espectacular, desde la misma es posible disfrutar de una maravillosa panorámica de la ciudad de Barcelona (parte de montaña y parte de mar). Las chimeneas tienen forma de cascos de guerreros; hay unas 30 a lo largo de toda la terraza.

Chimeneas en la azotea de La Pedrera

En verano también suelen organizar conciertos y actuaciones, normalmente de jazz. Yo he ido en un par de ocasiones y merece muchísimo la pena. Por 30 euros puedes hacer una visita al interior del edificio, tomar una bebida en la azotea y disfrutar de una actuación musical con unas vistas espectaculares de la ciudad entre todas las chimeneas “gauidianas” con cierta forma de guerreros.

Concierto de Jazz en la azotea de La Pedrera

OTROS EDIFICIOS EMBLEMÁTICOS EN EL PASEO DE GRACIA

Si paseas por el Paseo de Gracia, te podrás percatar que estos dos edificios (la Casa Batlló y La Pedrera) son los que más turistas tienen en sus puertas pero, para mí, no son los únicos edificios que merece la pena visitar en la zona. A lo largo del Paseo de Gracia hay muchos más edificios modernistas que, incluso, pueden merecer más la pena visitar y contemplar que las dos famosas obras de Gaudí pero que pasan inadvertidos para la mayoría de los visitantes. De hecho, era tal la competencia de la época entre los distintos arquitectos más populares que esa zona, en la actualidad, se sigue llamando “la manzana de la discordia” porque todos competían para poder construir el edificio más bonito y espectacular. Destacan:

La Casa Amatller, (Paseo de Gracia, 41), que se encuentra a apenas unos metros de la Batlló, fue diseñada por el arquitecto Josep Puig i Cadafalch. Es un bonito edificio con mezcla de estilo gótico-catalán con flamenco por la forma triangular y plana de la parte superior de la fachada.

La Casa Lleó Morera, (Paseo de Gracia, 35), fue diseñada por el arquitecto Lluís Domènech i Montaner.

También en el Paseo de Gracia, a la altura de la calle Diputació, destaca el Edificio de la Unión y el Fénix del arquitecto Eusebio Bona i Puig.

Así como destaca la gran arquitectura egipcia que reina la azotea del Museo Egipcio (Carrer de València, 284), la entrada al museo no es por el Paseo de Gracia pero el edificio hace esquina y se puede apreciar la arquitectura desde cualquiera de las terrazas o desde la calle.

OTROS EDIFICIOS MODERNISTAS EN BARCELONA

– Casa Comalat 

Obra de Salvador Valeri i Pupurull.

Probablemente sea uno de los edificios más desconocidos para el visitante de la ciudad y, sin embargo, puede que sea el más espectacular, al menos en el interior, por su ornamentación y colorido.

Este edificio tiene dos fachadas, una da para la Avinguda Diagonal (nº 144) y la otra para el Carrer de Còrsega (nº 316).

– Casa Terrades (Casa de los pinchos – Casa de les punxes) (Av. Diagonal, 420). 

Edificio diseñado por Josep Puig i Catafalco, por tanto, como puedes apreciar, no todo es Gaudí en Barcelona. Es un edificio precioso con seis torres que acaban en punta.

– Els 4 gats (Casa Martí) (Carrer de Montsió, 3)

Además de su peculiaridad arquitectónica, (edificio diseñado por el arquitecto Josep Puig i Catafalco), Els 4 gats es uno de los restaurantes más clásicos y bohemios de la ciudad de Barcelona, con más de ciento veinte años de historia, y donde pasaban sus tardes artistas como Picasso.

Este lugar también es conocido por un famoso cuadro que hay en su interior:

Ramón Casas y Pere Romeu en un tándem“.

La obra original se encuentra en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

Cuadro en el interior del restaurante “Els 4 gats”

Pere Romeo era el propietario de Els 4 gats, que comenzó siendo una cervecería, y Ramón Casas, autor del cuadro, fue un célebre pintor catalán.

Yo he ido en varias ocasiones a tomar algo por eso de descubrir “sitios curiosos” en Barcelona. Su carta es de platos tradicionales, con un menú diario de 19 euros. Su interior conserva el encanto de la época.

Decidiendo el menú en Els 4 gats

PLAÇA CATALUNYA

Esta plaza es el epicentro de la ciudad. Lugar de quedadas y encuentros. Donde suele acabar cada manifestación o protesta. Por donde terminas pasando, sí o sí, si caminas por el centro de la ciudad. También hay paradas de ferrocarril, metro, bus, aerobús. Alrededor de la plaza se encuentra El Corte Inglés, Apple, Fnac, Desigual y otros comercios. Y en el interior de la plaza te cruzarás con montones de esculturas de distintos artistas locales y te sobrevolarán montones de palomas a tu paso.

BARRIO DE EL RAVAL

Este es, sin dudarlo, el barrio más multicultural de toda la ciudad y uno de los más antiguos. Hasta hace bien poco era llamado el “bario chino” debido a que era una zona con muchos burdeles con mujeres de origen oriental. El más grande y conocido de épocas pasadas era el “madam petit“.

A día de hoy sigue sin ser recomendable deambular por ese barrio solo/a a ciertas horas a pesar de los últimos lavados de cara que han intentado darle a la zona como con la construcción de la Filmoteca (carrer robador), un hotel de cinco estrellas y el arreglo de la Rambla del Raval presidiendo la misma un enorme gato obra del escultor colombiano Botero. Por cierto, en la Rambla de El Raval suele haber mercado cada domingo.

(Está de moda hacerse una foto “tocándole los huevos” al gato, como se suele hacer en el toro que se encuentra en la zona financiera de Nueva York).

Como curiosidades de la zona te puedo hablar de:

– El Bar Marsella, que en épocas pasadas era conocido por ser de los pocos sitios de la ciudad en el que vendían absenta así como ser frecuentado por el pintor Picasso.

– El personaje de “la moños“.

Seguro que te suena una frase que dice lo siguiente: “es más famosa que la moños“. Se trata de una señora entrañable y extravagante, muy popular en el barrio por vender flores y cantar versos a cambio de una limosna vistiendo coloridas blusas, a la vez que bailaba por las calles disfrazando con esa aparente alegría la tristeza de haber sido tratada malamente por el heredero de El Liceo con el que tuvo una hija que le arrebató por ser una mujer humilde. Murió en los años 40 del siglo pasado, con 89 años.

Enriqueta Martí, “la vampiresa de El Raval”, que secuestraba a niños a los vecinos de la zona para vendérselos a parejas adineradas de la ciudad.

En la zona también destaca el antiguo Hospital Santa Creu (en la actualidad hay una biblioteca) y tiene un bonito patio repleto de naranjos. Que, por cierto, como curiosidad te contaré que muchos de los patios de los edificios más medievales están decorados por naranjos y limoneros para intentar camuflar la mala olor de la época.

En este hospital murió el arquitecto Antoni Gaudí a los tres días de ser atropellado por un tranvía.

Y ya avanzando hacia La Rambla, nos adentramos en zona universitaria (hay varias facultades en el centro de la ciudad como, por ejemplo, la de Filosofía) y justo enfrente se encuentra el CCCB (el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona) que suele organizar exposiciones interesantes y en el que destaca su patio interior ya que si te sitúas en el centro del mismo y miras hacia arriba, hacia la parte superior del edificio de cristales, se puede ver un bonito skyline de la ciudad reflejado en las ventanas.

También en el interior de El Raval destaca el MACBA (Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona) y su gran plaza llena siempre de skaters. En la plaza del MACBA hay un gran mural pintado en la pared de uno de los edificios realizado por ek artista Keith Haring sobre el sida.

Parte de la obra de Keith Haring sobre el sida

Plaça Vicent Martorell. Esta plaza en pleno Raval la destaco por una curiosidad y es que en la esquina del Carrer Ramellera (ramelleras eran las señoras que venían flores por las calles) hay un edificio que es un antiguo convento que conserva en la pared una especie de ventana redonda de madera. Se trata de un antiguo torno. Hace años tenía la utilidad de que las mujeres que no podían o no querían mantener a sus hijos recién nacidos los dejaban en ese torno y eran recogidos por las monjas del convento.

Antiguo torno en la Plaça Vicent Martorell

ZONA DEL PUERTO DE BARCELONA – LA BARCELONETA 

Como he comentado anteriormente, Las Ramblas finalizan en el Puerto. En esta zona destaca el MONUMENTO A COLÓN construido en homenaje al famoso descubridor de América. Comenzó a construirse en 1881 y fue inaugurado en 1888. Lo curioso del monumento, y que lo mismo no llama la atención a la primera desde el exterior, es que en la parte más alta hay un mirador desde el que se puede contemplar la zona. Ahora bien, yo no recomiendo para nada pagar 6 euros por persona y subir al mirador porque es realmente estrecho, tanto que te quedas encajonado nada más entrar, y no puede pasar una persona sin que otra espere arrinconada en una esquina. Además, los cristales del mirador están tan sucios (al menos cuando yo subí) que no se puede disfrutar de las vistas con claridad.

Monumento a Colón

A pesar de que es un sitio realmente turístico, destaco para tomar algo en esa zona una cafetería llamada: “EL BOSQUE DE LAS HADAS” – “EL BOSC DE LES FADES” (passatge de la banca,7); no te dejará indiferente. Está justo al lado del Museo de Cera de Barcelona, en un callejón que da para La Rambla. Es un bar repleto de árboles, con un techo lleno de estrellas, oscuro y con varias salas.

A partir del monumento a Colón (metro drassanes; línea verde), comienza un bonito paseo a la orilla del mar y que llega a la zona de playa, a La Barceloneta. En este área también se encuentra el aquarium y un centro comercial llamado “maremagnum“.

Zona del puerto

La Barceloneta, que tradicionalmente ha sido un humilde barrio de pescadores, en la actualidad, es uno de los barrios más visitados por los turistas. Lo bonito de la zona de La Barceloneta es que a escasos minutos del centro de una gran ciudad como es Barcelona llegas a la tranquilidad del mar, las olas, y la playa. Bueno, lo de la tranquilidad, en verano, ya te adelanto que no es posible. Yo fui una vez en agosto a La Barceloneta y puedo asegurar que dudo mucho que vuelva a aparecer por allí por el jaleo y la muchedumbre. La gente lucha por tener medio metro para poder poner la toalla, aunque sea doblada, sobre la arena y no paran de pasar tipos gritando “quién quiere mojitos, masajes, pareos …” ¡parece un mercado!

Si quieres ir a la playa en plan tranquilo tienes que salir de Barcelona ciudad e ir hacia Gavà, Castelldefels o Sitges.

Edificio en La Barceloneta

MONTJUIC – PLAZA ESPAÑA Y EL ARENAS – PUEBLO ESPAÑOL

Montjuic (que significa: monte de los judíos) es una montaña de Barcelona con una altura de 173 metros sobre el nivel del mar.

Desde los Juegos Olímpicos de Barcelona ’92 se encuentran en la zona diversas instalaciones olímpicas como: el Palau Sant Jordi (donde tienen lugar los grandes conciertos de las mejores bandas), el estadio de beisbol, las piscinas de salto de trampolín…

El conjunto de instalaciones es llamado “el anillo olímpico“.

En Montjuic, además, destaca:

El Castillo de Montjuic

Se trata de una antigua fortaleza militar y antigua prisión.

El Palacio Nacional

Es un Palacio construido expresamente para la Expo de 1929 y en el que se encuentra el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

Desde su exterior puedes disfrutar de unas magníficas vistas de Barcelona, incluso, se puede ver con claridad la otra parte de la ciudad: el Tibidabo.

Vistas desde el Palacio Nacional

Las Fuentes mágicas y cascadas (plaça Carles Buigas)

En los últimos tiempos, las fuentes y cascadas de Montjuic se han convertido en uno de los mayores espectáculos de la ciudad, especialmente, en Nochevieja y durante las noches de los fines de semana de verano.

Se trata de un espectáculo de luz y color acompasado y coordinado a la música que no deja indiferente a nadie.

Espectáculo pirotécnico

Celebración de La Mercé en Montjuic

Fuentes en Montjuic

Los Jardines  

En los alrededores de Montjuic hay montones de jardines como el botánico, jardines del teatre grec, jardines de miramar, jardines de Joan Brossa, etc…

El teatro griego / Teatre Grec (Passeig Santa Madrona, 36)

Es un teatro al aire libre. En verano suelen representar actuaciones. Merece la pena pasear entre sus jardines.

El cementerio judío

El cementerio judío de la ciudad de Barcelona data del siglo IX. Para más info: http://www.zakhor.net/MONTJUIC/el_cementerio.html

– Plaza de España y El Arenas

La Plaza de España de Barcelona es uno de los espacios más emblemáticos de la ciudad y por el que se accede a la zona de Montjuic y están las Ferias de exposiciones.

En plena Plaza España se halla El Arenas. Se trata de una plaza de toros de estilo neomudéjar inaugurada en el año 1900. Durante los años de la guerra civil española se convirtió en cuartel del ejercito republicano.

Ahora bien, en el año 1977 dejaron de celebrarse corridas de toros en la misma y después de años de luchas y problemas de expropiaciones y posibilidad de derribo, finalmente el edificio se conservó y se rehabilitó la plaza de toros para crear un centro comercial, abierto desde el año 2011, con muchos comercios, restaurantes, gimnasio, 12 salas de cine, un fnac e incluso un supermercado mercadona.

En la parte superior del Arenas hay una terraza que a mi particularmente me encanta recorrer de cuando en cuando para contemplar las vistas de la ciudad. Además, la terraza del Arenas es un lugar privilegiado desde el que contemplar los espectáculos de las fuentes de Montjuic y fuegos artificiales, eso sí, en noche de espectáculo es necesario que reserves mesa previamente en alguno de los restaurantes de la terraza, de otro modo, no podrás acceder.

Cabe hacer una mención especial a un singular lugar llamado “EL PUEBLO ESPAÑOL“.

Se trata de un recinto construido para la Expo de 1929 con apariencia de pequeño pueblo, tratándose, en realidad, de una reproducción muy bien hecha de calles, plazas y monumentos de la mayoría de las comunidades autónomas, pudiendo encontrar el típico patio andaluz, la torre de Ávila, típicas casas extremeñas o aragonesas, iglesias, palacios, etc

En su interior, además, encontrarás diversos restaurantes y tiendas de artesanía. En verano suelen organizar actuaciones musicales al aire libre, en mi opinión, merecen la pena, yo he ido en un par de ocasiones a ver conciertos de jazz y, además, las entradas no son excesivamente caras.

EL TIBIDABO

Sin duda, es uno de los mejores miradores para poder contemplar Barcelona desde las alturas. Se trata de la cima más alta de la Sierra de Collserola, con 512 metros de altura.

En el Tibidabo se encuentra el parque de atracciones más antiguo de España, inaugurado en 1899. En la actualidad, sigue abierto al público.

En los alrededores también se encuentran un templo de estilo neogótico (Templo del Sagrado Corazón) y el Observatorio astronómico Fabra (Camí de l’Observatori, s/n).

Es el cuarto observatorio más antiguo del mundo y en verano organizan cenas temáticas bajo las estrellas en las que combinan la observación astronómica con una sugerente propuesta gastronómica; son denominadas “cenas con estrellas”, no son nada baratas, el menú más barato es de 71 euros por persona pero el precio incluye la visita astronómica con telescopios y una conferencia científica.

Para llegar al Tibidabo bien puedes llegar en coche bien en un viejo tranvía de color azul que te deja en el Mirablau (se coge en la Avenida del Tibidabo) y desde el Mirablau, puedes subir andando o bien coger un funicular o bien puedes llegar en el bus T2A desde Plaça Catalunya (delante de Desigual), 3 € por persona.

Una vez en esa zona tan alta de la ciudad, El Mirablau es un lugar ideal para tomar el aperitivo un domingo por la mañana disfrutando de unas magníficas vistas.

Barcelona de noche desde El Mirablau

Además, no demasiado lejos, comienza el denominado “passeieg de les aigues“, “ruta de las aguas”, una ruta senderista que llega al Tibidabo. No está mal para dar un paseo natural no demasiado lejos del centro de la ciudad pero, sinceramente, a mi no me gusta demasiado. No huele a montaña ni a pino, huelga a polvo y está demasiado concurrido.

PLAZA JAUME I 

Se trata de una plaza que se encuentra en pleno centro de la ciudad, entre Las Ramblas y la Via Laietana.

Es el centro político de Barcelona, donde se encuentra el Ayuntamiento de Barcelona y el Palau de la Generalitat de Catalunya (sede de la Presidencia de la Generalitat, por tanto no se trata del Parlament como mucha gente cree)queda un edificio frente al otro y podrás distinguirlos por las banderas.

Se suelen organizar visitas guiadas en el Palau previa reserva: http://presidencia.gencat.cat/es/tramits/tramits-temes/Visites-al-Palau-de-la-Generalitat-de-Catalunya?evolutiuTramit=1

Edificio del Ayuntamiento en un espectáculo de luz nocturno

Además de que en esta plaza se encuentran estos dos edificios institucionales emblemáticos, en esa plaza también se encuentra un lugar de venta de bocadillos artesanales y popular en Barcelona llamado: Conesa. Un clásico en la ciudad (desde 1951) y en el que a horas punta encontrarás largas colas. http://www.conesaentrepans.com

SANTA MARÍA DEL MAR

Se trata de una basílica de estilo gótico-catalán. Su construcción comenzó en el año 1329.

Se encuentra en pleno barrio de El Born y aumentó su popularidad debido a la novela llamada “la catedral del mar” del escritor y abogado catalán Ildefonso Falcones que narra la vida de la ciudad de Barcelona del siglo XIV. A mi me encanta merodear por la zona y contemplar la construcción, además, en los alrededores hay montones de bares y terrazas. Es una zona bastante concurrida y llena de turistas.

Interior Santa Maria del Mar

ARCO DEL TRIUNFO (Passeig Lluís Companys)PARQUE DE LA CIUDADELA (Passeig Picasso, 21)

El Arco del Triunfo de Barcelona es uno de los símbolos de la ciudad, ahora bien, no simboliza ningún triunfo militar como en otras ciudades sino que se construyó como puerta principal de entrada a la primera Exposición Universal que se organizó en Barcelona en el año 1888.

Arco del Triunfo

A día de hoy, la zona en la que se encuentra el Arco del Triunfo es un magnífico lugar para pasear ya que queda cerca del Paseo San Juan y el parque de la Ciudadela y en el que suelen organizar ferias como, por ejemplo, la muestra del vino catalán que cada año se expone en septiembre por las fiestas de La Mercè.

El Parque de la Ciudadela. Se trata de un gran jardín con lago y cascada (bastante más pequeño en dimensión que El Retiro de Madrid).

Uno de los rincones del Parque de La Ciudadela

Hay largas arboledas para pasear, montones de mesas para jugar al ping-pong y en su interior se encuentra el Parlament de Catalunya, varios palacios e, incluso, una iglesia y en los alrededores se encuentra el Zoo de la ciudad.

Exterior del Parlament de Catalunya

Además, hay montones de esculturas, de árboles centenarios y vegetación variada. Destaca la reproducción a escala natural de un mamut, realizada en el año 1907 a instancia de los miembros de la Junta de Ciencias Naturales de Barcelona.

Mamut en La Ciudadela

Es un lugar que no está nada mal para salir del bullicio del centro de la ciudad y contemplar algo más natural.

EL PARK GUELL (Carrer de Olot, 7; Metro Lesseps)

Es otra de las obras más emblemáticas del arquitecto catalán Antoni Gaudí así como uno de los símbolos más representativos de la ciudad de Barcelona.

Se trata de un parque público con jardines y repleto de elementos arquitectónicos auténticamente “gaudianos”. Está en la parte alta de la ciudad por lo que se pueden disfrutar desde allí de unas magníficas vistas de Barcelona.

Es un lugar lleno de simbolismo, detalles y colorido, es muy raro que no te guste en algún sentido bien por su peculiaridad bien por las vistas de la ciudad bien por su paseo rodeado de árboles bien por todos los detalles que hay a cada palmo (por ejemplo las rejas tienen forma de hojas de palmito, hay montones de lagartijas realizadas con la técnica de trencadís, soles, dragones, un teatro griego…); es uno de los MUST DO de Barcelona a pesar de que no es precisamente céntrico.

DÓNDE COMER EN BARCELONA

Barcelona es un magnífico lugar para disfrutar de la gastronomía. En cada esquina, cada pocos metros, hay un bar o restaurante. Ahora bien ¿todos buenos? No exactamente.

Una de las cosas que me llamó la atención cuando me vine a vivir a Barcelona es que, sobre todo en barrios más humildes, los típicos bares de bocatas y lugares para jugar al dominó los abuelillos, es decir, los bares con apariencia de tradicionales, son regentados por chinos. Que no quiero decir con ello que la calidad sea peor, solo que llama la atención que en el cartel de la puerta del bar anuncien bocatas de tortilla, ensaladillas y butifarras y quien lo haga sea un chino.

Algunos de los sitios que más me gustan de Barcelona son:

* El Nacional (Passeig de Gràcia, 24)

En pleno centro de Barcelona se encuentra este antiguo taller de coches que siempre encontrarás repleto de gente a cualquier hora y eso que sus dimensiones son bastante grandes. Yo siempre termino llevando a alguien que viene a visitarme ya que suele gustarle bastante a la gente, entre la que me incluyo, claro. En primer lugar porque es un sitio muy grande, de espacios amplios, luminoso y bien decorado, limpio, en pleno centro de la ciudad y, lo más importante, viene siendo algo diferente a lo habitual y, por supuesto, la comida no está nada mal aunque no sea precisamente barato.

Tiene cuatro espacios diferenciados de comida: la tapería, la brasería, la parapeta y la llotja (de pescado) y el entorno es agradable.

La Tapería en El Nacional

Por cierto, aunque esto que voy a decir a continuación suene raro, tienes que ir al cuarto de baño de este sitio. Antes de entrar hay una fila de tocadores muy chulos, al más estilo de Hollywood, y es raro no encontrar a alguien haciéndose una foto en los tocadores.

Tocadores en El Nacional

* Casa Bonay (Gran Via de les Corts Catalanes, 700)

Este sitio también me gusta por diferente y porque tiene encanto, claro. Casa Bonay es una finca regia catalana transformada en hotel en los últimos años y que en su parte de abajo tiene una especie de patio donde se encuentra el bar llamado “Libertine” en el que no solamente puedes tomar cocteles sino también puedes picar algo rico como sandwiches, ensaladas o hamburguesas. Los fines de semana suelen contratar a un DJ y el ambiente es muy bueno.

Justo al lado del Libertine se encuentra un restaurante algo exclusivo llamado “Elephant, Crocodile, Monkey” con comida típica del sudeste asiático, no es muy barato pero la comida es de calidad y los platos son deliciosos.

Casa Bonay también cuenta con terraza que abre solamente en época veraniega y en la que es posible cenar y tomar copas.

También destaco, como curiosidad del local, una micro-librería que hay en su interior con ediciones tan especiales que es posible que solo haya un ejemplar por título.

* El Velódromo (Carrer de Muntaner, 213)

Es un bar-restaurante de apariencia súper clásica que ha conservado todo su encanto o, al menos, los propietarios de la cerveza catalana Moritz han hecho conservar (ya que el local lo compró esta marca recientemente). Yo he cenado allí en algunas ocasiones y no me ha desagradado. El ambiente es bueno, la comida no está nada mal y el servicio es amable.

* Ikabana

http://ikibana.com

Es un restaurante fusión de cocina japonesa y brasileña.

Hay tres en Barcelona:

Avenida del Paralelo, 148

Pg. Picasso, 32 (El born)

Carrer Doctor Fleming, 11 (Sarrià)

Interior Ikabana Sarriá

* Mercat Orgánic (Ronda de la Universitat, 20)

En pleno centro de Barcelona (entre Plaça Catalunya y Plaça Universitat) se encuentra este local de productos ecológicos y orgánicos, es una especie de supermercado y, a la vez, restaurante. Toda la comida está muy rica (wok, ensaladas, hamburguesas, pizzas, comida vagana…).

* Mercat del Ninot (Carrer de Mallorca, 133; junto al Hospital Clínic)

Si te apetece hacer algo diferente un sábado te puedes dar una vuelta por este mercado que, en realidad, es la plaza de abastos de toda la vida. Ahora bien, cada sábado es posible comer de forma súper fresca en muchos de los puestecitos del mercado. Que te apetece un lenguado pues lo eliges de la pescadería y te lo hacen a la plancha en el momento.

Hotel Cotton House (Gran Via de les Corts Catalanes, 670)

Este es un sito bastante exclusivo y, podría decirte, uno de mis favoritos no tanto para comer o cenar sino para tomar un café o copa en un ambiente muy agradable y tranquilo.

Se trata de un hotel de cinco estrellas que se halla en el edificio donde hace años se encontraba una fábrica textil, de ahí el nombre (por el algodón de las prendas que fabricaban).

Me encanta su olor, a algodón, y su biblioteca y terraza.

Interior Hotel Cotton House

* Hotel Ohla (Via Laietana, 49)

Se trata de otro hotel de cinco estrellas, la diferencia es que el Ohla tiene una terraza con unas vistas más espectaculares que el anterior hotel ya que el Cotton, su terraza, da para el típico patio interior catalán y, sin embargo, desde el Ohla se pueden ver unas vistas preciosas de la ciudad de Barcelona.

Desde la terraza del Hotel Ohla Barcelona

Es más moderno que el Cotton en lo que respecta a la decoración y es un lugar ideal para tomar una copa en un ambiente algo más exclusivo.

Una de las paredes interiores del Hotel Ohla

No te pasará desapercibido desde la calle ya que su fachada está llena de unas extrañas decoraciones que simulan ojos.

Exterior del Hotel Ohla en Vía Laietana

Alsur Café (Carrer de Roger de Llúria, 23)

Destaco este lugar porque su carta es muy peculiar. Podrás en encontrar donuts rellenos de queso, bacon y huevo o gofres por el estilo. Lo mismo la combinación hace que se te remueva el estómago pero, créeme, está bueno.

Es ideal para un brunch.

Brunch Al Sur

* Una de las calles donde encontrarás más restaurantes y, normalmente, buenos, es en la calle peatonal Enric Granados, allí se encuentran varios locales que me gustan bastante:

Restaurante Bellavista del Jardín del Norte (que por cierto, uno de sus socios es el futbolista Messi) y Auto Rosellón que es ideal para tomar un brunch; uno de los platos que más me gusta es un bocadillo (pan hecho por ellos) de jamón ibérico, con queso mozarela y trufa.

* Otra de las calles repletas de restaurantes variados es la calle Verdi (en el barrio de Gracia; metros Fontana o Joanic).

A final de la calle Verdi se encuentra la plaza de la Revolución de Setiembre de 1868 y allí destaco: Pepa Tomate, un local estilo vintage con tapas tradicionales.

Por seguir hablando del barrio de Gracia, hay otra calle que tiene bastantes restaurantes como: C/ Torrent de l’olla, en esa calle destaco: la Bodega Lo Pinyol (en el nº 7 de esa calle).

www.lopinyol.com Twitter: @bodegaLoPinyol

* En el centro comercial L’illa (Av. Diagonal, 557; zona Sarrià), en la planta de abajo, hay una zona de restaurantes y destaca uno de hamburguesas: “Hamburguesa Nostra“, lugar en el que puedes elegir el tipo de carne e incluso el tipo de pan y optar entre montones de salsas.

También encontrarás en este centro comercial (y en otros puntos de la ciudad) un “ANDREU“. Se trata de un local de bocadillos de jamón con tomate al más estilo catalán. Cortan el jamón delante tuyo y restriegan el tomate en el pan.

* Plaza de la Concordia. (Cerca del centro comercial L’illa; por C/Numancia). Es una plaza ideal para tomar un vermouth en cualquiera de sus bares.

Creo que esta es una de las plazitas que más me gusta de Barcelona y creo que es porque en tus paseos por el barrio de Les Corts no te la esperas o al menos es lo que me pasó a mi. Al principio de vivir en Barcelona, un día iba deambulando por la zona alrededor de L’illa y me topé con esta plaza de casas bajas e iglesia de varios estilos: rosetón neogótico, cornisa neoclásica, etc. Se trata de la iglesia de Santa Maria del Remei.  

Y en la misma plaza se encuentra el centro cívico, (Centre Cívic Can Deu), sí, en cada barrio hay uno ¿qué tiene éste de especial? Pues que el interior es genial y es un edificio estilo modernista. Tiene bar y en verano suelen organizar actuaciones de jazz en la terraza.

Interior Centro Cívico Les Corts

Sagàs (Pla de Palau, 13)

En pleno barrio de El Born se halla este local. Se trata de un lugar tradicional catalán con bocatas tradicionales y originales con productos de granja.

* Y ahora voy a recomendarte un local de esos curiosos, también en el Barrio de El Born, como el anterior (no demasiado lejos de la Estación de Francia):

Pastrami Bar / Paradiso Cocktail Bar (Carrer de Rera Palau, 4). 

Es un lugar curioso porque es una coctelería clandestina. Lo que comúnmente en el mundo anglosajón se conoce como un “speakeasy“, esto es, un establecimiento que vendía de manera ilegal bebidas alcohólicas durante el periodo prohibido en EE.UU.

O al menos esa es la idea o imagen que quieren dar al cliente sus propietarios:

Volver a los años 20 ó 30 cuando en muchos países estaba en vigor la Ley Seca (Ley que prohibía consumir bebidas alcohólicas y comerciar con ellas).

Aparentemente se trata de una pequeña carnicería-charcutería (su supuesta especialidad es la venta de pastrami: producto elaborado con carne roja) pero, en realidad, se trata de un bar clandestino. Al entrar al local te encontrarás el mostrador de la tienda (se cuida cada mínimo detalle) pero cuando te abren el congelador, es decir, la puerta que se supone que abría la nevera en la que se encuentra la carne, lo que te encuentras es la entrada a un bar-coctelería (precio medio del combinado 10 euros) y, por supuesto, también venden canapés de pastrami.

Como puedes apreciar, no deja de ser un sitio curioso y que no encontrarás en otra ciudad con facilidad, solo en grandes ciudades como Nueva York, Sidney, Londres o Buenos Aires.

Ojo, abre a partir de las siete de la tarde, por lo que no te presentes allí después de comer porque lo encontrarás cerrado. Eso sí, suele haber largas colas para entrar.

* Microteatro (Carrer de Bailèn, 194)

Hago mención de este sitio porque es del mismo estilo que el microteatro de Madrid al que solía ir cada semana. Desde que vivo en Barcelona no suelo frecuentarlo mucho porque su ubicación no me pilla especialmente de paso en mi día a día pero creo que es un sitio que ofrece hacer algo diferente: actuaciones de 15 minutos por solo 4 euros cada una, representadas en salas pequeñas.

Lugares para desayunar en Barcelona …

Casi que me atrevería a decir que hay miles en Barcelona pero como no puedo mencionarlos todos, destaco:

Granja Dulcinea (Carrer de Petritxol, 2)

Es un lugar muy auténtico para comer unos buenos churros y un buen chocolate. Está cerca de la iglesia Santa María del Pi.  

Exterior churrería

Auto Rosellón (del que ya he hablado más arriba).

La Farga

Se trata de una bombonera-pastaría selecta.

Hay varias en la ciudad: Diagonal 391; Gran de Gracia 262; otras…

Chocolates Briscó  (Carrer de Casp, 48)

Sí, todavía hay sitios donde hacen chocolate tradicional (no solo a la taza sino también tabletas) y encima hornean cada día buenos cruasanes. Este sitio es uno de los pocos que quedan.

Y…

Me planto aquí. En Barcelona hay miles de restaurantes buenos y, muy a mi pesar, no los conozco todos.

También hay unos cuantos malos y caros. No deja de ser una ciudad súper turística y como en todos los sitios hay lugares en los que te clavan por comer cosas que no están nada buenas. Echa un vistazo a este enlace:

Viaje a los peores restaurantes de la Rambla

https://elpais.com/elcomidista/2018/01/23/articulo/1516662005_938565.html

También hay otros restaurantes tradicionales que sí son recomendados por los medios de comunicación:

http://www.elperiodico.com/es/noticias/onbarcelona/cocinas/cinco-restaurantes-barcelona-cocina-tradicional-5930652?utm_source=facebook&utm_medium=social&utm_campaign=cm

Como ves, no he parado de hablar de Restaurantes pero ¿qué se come en Barcelona tradicionalmente?

Tradiciones gastronómicas de Barcelona: 

 Butifarra. 

La butifarra catalana puede ser blanca o negra y puedes encontrarla tipo embutido o tipo salchicha gigante que suelen hacer a la parrilla.

Butifarra catalana

Pan con tomate.

Como murciana no dejaré de decir que hay pruebas que indican que ese invento llamado “pan tumaca” es de origen murciano. Dicen que en la época en la que se construyó la estación de trenes de Sants, muchos de los obreros eran de origen murciano y lo de restregar el tomate en el pan lo pusieron de moda en Barcelona.

Escalivada.

Es un plato sencillo elaborado con verduras asadas pero se suele servir frío.

Calçots. 

Entre los meses de febrero y marzo es súper típico en Cataluña que grupos de amigos y familias se organicen para ir a una masía o restaurante a una “calçotada”.

El calçot es un tipo especial de cebolla, alargada, tipo ajo tierno, que cocinan a la brasa y lo sirven en la mesa en largas tejas (sí, sí, tejas de esas que hay en los tejados de las casas) y lo acompañan de salsa romesco (salsa de color anaranjado hecha con tomate, ajo, pan, almendras, avellanas y pimientos secos); está buenísima.

Calçots

Normalmente, en los restaurantes catalanes, si vas de calçotada te dan un babero para que te lo pongas y  no te manches. Es la tradición y agradecerás ponértelo porque los calçots no se comen con cuchillo y tenedor sino que:

Le quitas la primera piel a la cebolla, alargas el brazo y ale… a la boca directamente. Piensa que hablamos de cebollas alargadas por lo que el proceso no es tan fácil como piensas.

Comiendo calçots

Bikini. 

No deja de ser lo que en Murcia llamamos un “mixto”, es decir, un sandwich de jamón york (jamón dulce) y queso. Pero en Barcelona lo encontrarás casi que en cada carta de bocatas y no esperes que te expliquen lo que es; ya presuponen que lo sabes.

Patatas bravas. 

A día de hoy, las bravas ya se han expandido y es raro no encontrarlas en cualquier bar pero en un bar catalán nunca faltarán en una carta. Es como en Madrid unas croquetas o en Murcia una marinera.

Canelones, los domingos.

Si hay otra cosa que me ha resultado curiosa en mi estancia catalana es que es súper típico comer canelones cada domingo. Que los domingos te vas a comer a casa de tus suegros, pues como en Murcia que lo típico es comer arroz, en Cataluña, lo típico son unos canelones.

Eso es también extensible al pollo a l’ast, vamos un pollo asado (mareado, que dice mi padre) de toda la vida.

Frankfurt y Granjas. 

Lo de los Frankfurts es otra de mis sorpresas al pisar con habitualidad tierra catalana. Ellos, los catalanes, no se han percatado, lo ven normal, pero para alguien que viene de fuera, como yo, no deja de llamarme la atención.

“Un Frankfurt” es un bar en el que, evidentemente, venden bocatas con salchichas grandes al estilo alemán. Hasta ahí todo normal si no fuera porque casi que hay uno en cada esquina.

Lo mismo pasa con las denominadas “granjas”, lugares tradicionales de desayuno catalanes. Es cierto que cada vez hay menos pero llama la atención el nombre y que son lugares tradicionales para desayunar (se llaman “granjas” porque los productos los traían directamente de las granjas: huevos, leche, mantequilla…).

Coca catalana.

La coca catalana puede ser dulce o salada.

La salada viene a ser similar a una focaccia o pizza.

La dulce es una especie de bizcocho pero algo más seco y duro, con azúcar por encima y piñones.

Crema catalana.

Es el postre catalán por excelencia. Se trata de una especie de crema pastelera con yema de huevo y destaca porque tiene una capa de azúcar caramelizado por encima.

Es deliciosa y lo típico es dar unos golpecitos con la cuchara a la capa de azúcar y ver cómo se rompe y escuchar el peculiar ruidito.

Crema Catalana

Catanias.

Las catanias son un postre típico de la zona de Vilafranca del Penedés y que se ha ido extendiendo al resto de ciudades catalanas.

Se trata de una almendra entera, tostada y caramelizada recubierta de una pasta de almendra, avellana y leche y recubierto con una fina capa de cacao.

Respecto a las bebidas…

Cava. 

El cava, la gran competencia del champagne francés, es la bebida estrella catalana. No puede faltar en ninguna comida familiar ni de negocios ni de amigos. Pero ojo, el cava no es tomado solo en ocasiones especiales sino en el día a día. Recuerdo una escena que me llamó la atención: yo estaba en un “Andreu” (lo he comentado más arriba, lugar en el que venden bocatas de jamón con tomate) y mientras yo me comía mi bocadillo y lo acompañaba de un triste agua, al menos tres personas de mi alrededor pidieron copas de cava para acompañar sus bocatas. Pues como los británicos que se comen un bistec acompañado de té y leche. Oye, en cada lugar hay sus costumbres… Yo sin duda, me quedo con la tradición del cava.

Cerveza Moritz.

Es la cerveza más popular en Cataluña (además de la Estrella Damm). Es la típica que patrocina casi todos los eventos de la ciudad incluso aporta dinero en la restauración de monumentos y es la que encontrarás en casi todos los bares de Barcelona.

Su sede está en la Ronda de San Antonio, 39. Puedes visitarla y hacer catas de cerveza. Además el restaurante El Velódromo (ver más arriba) también es propiedad de esta firma.

Lo curioso es que su creador es un francés: Louis Moritz.

MUSEOS DE BARCELONA

Destaco:

– Fundación Joan Miró

– Fundación Antoni Tàpies

– Museo del Diseño

– CCCB

– Virreina Centro de la Imagen

– Real Monasterio de Pedralbes

Museo del Disseny Barcelona

Sala del Tapiz Fundación Joan Miró Barcelona

OTROS SITIOS CURIOSOS Y OTRAS CURIOSIDADES EN BARCELONA

– Librería de viajes Altair

Esta librería es un clásico en Barcelona y es la primera vez que conozco una de este estilo. Soy una enamorada de este lugar y voy cada vez que tengo un hueco a curiosear libros.

Se encuentra en Gran Vía de les Corts Catalanes esquina con C/ Balmes.

En esta amplia y espaciosa librería solo encontrarás libros, revistas y guías de viajes (también novelas cuyas tramas tratan de viajes). Además, muchos escritores suelen presentar sus nuevas obras, tiene cafetería, agencia de viajes, venden algún que otro regalo exótico y tiene un gran tablón de anuncios donde las personas invitan a otras a acompañarlos en sus viajes.

– El Laberinto de Horta (Passeig dels Castanyers, 1)

Se trata de uno de los jardines más antiguos de la ciudad (efectivamente hay un laberinto) y ya te advierto que no queda demasiado céntrico (está en una ladera de la Sierra de Collserola) pero está muy bien conservado y es muy recomendable darte una vuelta por allí, al menos yo considero que es bastante bonito.

Es necesario pagar entrada para acceder. Horario: de 10 a 19 horas, de lunes a domingo.

El Laberinto de Horta

El laberinto se encuentra en una finca que perteneció a la familia Desvalls y que no hace demasiado tiempo fue vendida al Ayuntamiento de Barcelona. Esa finca cuenta con dos jardines, uno neoclásico y otro de estilo más romántico con un estanque.

Como curiosidad te contaré que en el año 2006, se rodó en el parque del laberinto una de las escenas de la película “El perfume”.

Otro de los jardines del Laberinto de Horta

– Turó de la Rovira (Búnkers del Carmel)

El Turó de la Rovira, a día de hoy, es un mirador desde el que contemplar una panorámica espectacular de Barcelona y alrededores. En la época de la Guerra Civil española fue un lugar estratégico de defensa de la ciudad, conservándose, en la actualidad, algunos de los cañones de la época.

Vistas desde el Turó de la Rovira

– Refugio antiaéreo de Gracia (Plaça del Diamant)

A pesar de los años transcurridos desde el fin de la Guerra Civil española, la ciudad de Barcelona  sigue conservando este refugio antiaéreo en pleno barrio de Gracia.

Entrada al refugio antiaéreo de la Plaça del Diamant

Es cierto y hay que reconocerlo, que eso se debe a la gran movilización de los vecinos de Gracia que en un momento en el que el Ayuntamiento quería hacer un parking de vehículos en el terreno, se manifestaron solicitando la conservación del refugio y consiguieron, finalmente y después de mucho esfuerzo, su propósito.

Recorrido refugio antiaéreo de la Plaça del Diamant (Gracia)

Interior Refugio antiaéreo del barrio de Gracia

– Baldosas de las aceras (conocidas como “panot de flor“)

Las baldosas de la mayoría de calles de Barcelona son otro de los símbolos de la ciudad. Tienen forma de flor con cuatro pétalos y las distinguirás de las de Bilbao porque las baldosas bilbaínas tienen una especie de X que cruza la flor.

Las baldosas barcelonesas fueron diseñadas por Josep Puig i Cadafalch.

Baldosas típicas de Barcelona

Recuerda, (ya lo expliqué más arriba) que el Paseo de Gracia tiene sus propias y peculiares baldosas diseñadas por Antoni Gaudí. Estaban ideadas para que fuesen colocadas en la Casa Batlló pero por retrasos en la producción no se colocaron finalmente. Las baldosas del Paseo de Gracia tienen forma hexagonal. Son necesarias siete baldosas para poder contemplar con claridad los relieves diseñados por el artista. Aparentemente, son una especie de espirales pero, en realidad, se trata de algas, estrellas de mar y amonites (una especie de molusco marino con una concha similar a la del caracol). Estas baldosas se encuentran expuestas en el MOMA (Museo de Arte Moderno de Nueva York) como ejemplo de diseño industrial.

– Suelos hidráulicos en las viviendas, comercios y oficinas

La baldosa hidráulica o mosaico hidráulico, es un material producido y utilizado desde finales del siglo XIX. Las baldosas hidráulicas no están hechas de barro o adobe ni cocidas, como en el caso de las baldosas de cerámica si no que los suelos hidráulicos están hechos de cemento comprimido con prensas hidráulicas. Esto hace que tengan una gran resistencia y solidez.

Creo que empecé a percatarme de la importancia de los suelos hidráulicos en Barcelona desde que entré por primera vez a la empresa en la que trabajo (ya que en mi primera casa barcelonesa tenía parqué y todavía no había frecuentado demasiados sitios). Toda la oficina tiene coloridas baldosas de distintos dibujos y formas y pensé: “jolín, es un suelo muy similar al que tenía mi abuela en su casa, ya podrían cambiarlo“, hasta que empecé a ir a más lugares y me percaté de que lo que pensé casi que era un sacrilegio.

Sin duda, están de moda por eso las baldosas hidráulicas tienen un gran valor a día de hoy, además de su calidad en el proceso de elaboración, como he comentado antes. Están súper revalorizadas, tanto, que hay gente que se da de tortas por rescatar viejas baldosas de casas antiguas.

– Celebración del día de Sant Jordi

El día de Sant Jordi (23 de abril) es uno de los días grandes de Cataluña. Es festivo en la ciudad y las calles están llenas de puestos de libros y rosas.

Sant Jordi no es solo el día del libro sino que es el día de los enamorados en Cataluña.

Hay una leyenda respecto a Sant Jordi que es la siguiente:

La leyenda trata sobre un heroico caballero, un dragón y una princesa llamada Laia.

Balcón con dragones por la festividad de Sant Jordi

El dragón aterrorizaba a los vecinos de un pueblo catalán así que los vecinos decidieron darle dos corderos diarios para apaciguar su hambre y furia. Cuando ya se acabaron en el pueblo no solo los corderos sino todos los animales, se decidió que cada día un vecino se responsabilizaría del dragón y asumieron que se comería a un vecino diariamente. Así se hizo, y llegó el día en el que le tocó el dragón a la hija del Rey, éste les dijo a los vecinos que regalaría todo su oro a cambio de evitar este trance a la princesa pero se negaron. Y ese día apareció un caballero que le dio al dragón un golpe mortal y lo mató. 

De la sangre derramada por el dragón surgió un rosal y con una de las rosas el caballero San Jorge le pidió la mano a la princesa y…

Colorín colorado…

Un cuento muy típico ¿no?

Pero el caso es que ésta es la leyenda y el por qué los hombres le regalan a las mujeres una rosa en el día de Sant Jordi y las mujeres regalan a los hombres un libro pues dice la leyenda que la princesa escribió el poema contando la historia.

Debido a la importancia de esta leyenda, también encontrarás dragones en muchos balcones de la ciudad en el día de Sant Jordi.

Lo cierto es que es un día precioso y encontrarás las calles abarrotadas de gente.

Casa Batlló decorada con rosas en Sant Jordi y calle abarrotada de gente

– Gigantes y Cabezudos

Una de las tradiciones más antiguas de toda Cataluña es que en cada fiesta local desfilen por las calles gigantes y cabezudos (gegants i capgrossos) que van bailando y animando a la gente a su paso.

Cabezudos y Gigantes en La Virreina por las fiestas de La Mercé

– El caga tió

Sí, los catalanes son diferentes incluso para las celebraciones navideñas. Que en el resto de hogares del mundo viene Papa Noel (Santa Claus) vestido de rojo y montado en un reno dejando regalos junto a la chimenea, el árbol o los zapatos, pues en Cataluña NO…

La tradición es que un tronco de madera con cara “graciosa”, patas y un gorro rojo, cague regalos. Sí, sí, lo que has leído, que caga los regalos en una manta.

El caga tió lo encontrarás en montones de mercados navideños (en la plaza de la catedral suelen hacer uno grande cada año).

Se trata de una tradición de origen rural que representa el tronco que ardía en el hogar para proporcionar calor a la vivienda durante los meses de invierno, la tradición era esparcir las cenizas de la noche del 24 de diciembre en el campo en símbolo de prosperidad. Esa tradición se ha convertido a día de hoy en la fiesta infantil de los regalos de Navidad. Se pone el tronco junto al árbol, se le tapa “para que no pase frío” y durante la Nochebuena los niños con un palo o bastón tienen que golpear al tronco mientras que cantan villancicos o la mismísima canción del caga tió para que deje regalos por debajo de la manta.

Puesto de venta de caga tió

La canción tradicional es la siguiente:

Caga tió
ametlles i torró
no caguis arangades
que són massa salades
caga torrons
que són més bons
Caga tió
ametlles i torró
si no vols cagar
et donaré un cop de bastó
Caga tió!

Caga, tió
almendras y turrón
no cagues arenques
que son demasiado salados
caga turrones
que son más ricos
caga tió
almendras y turrón
si no quieres cagar
te daré un bastonazo
¡Caga, tió!

¿Qué estás pensando? Lo dejamos en… Curioso ¿?¿¿

– Independentismo

No voy a ahondar demasiado en este tema ya que, al fin y al cabo, este es un blog de viajes y me gusta contar lo bonito y curioso de los sitios pero no puedo pasar por alto, aunque sea muy, muy superficialmente, el tema independentista, al menos de lo que se veía por la calle y a cualquier turista le hubiese llamado la atención:

Durante el año 2017 era imposible pasear por Barcelona sin ver banderas independentistas (la estelada catalana) o españolas, en cada uno de los balcones de los edificios, en sus fachadas.

Un edificio con banderas

Y ya en 2018 es raro que no te cruces por la calle con alguien con algo amarillo puesto, generalmente un lazo o chapa, reivindicando “libertad a los presos políticos”.

Todo este “procés” lo he vivido en vivo y en directo y he visto a una sociedad realmente dividida, personas crispadas, enfados entre amigos y familiares y cómo un grupo de personas les han contado a otras una historia de ciencia ficción que se han creído hasta, incluso, manifestar firmemente, que “si alguien tenía que morir, era por la causa”. Lo he escuchado yo misma y no a una ni a dos personas, bastantes más. He estado meses oyendo diariamente los helicópteros de la policía durante toda la jornada laboral, me he cruzado con montones de personas vestidas con banderas independentisas cuál capas de superman, he estado en manifestaciones, he vivido el 1-O y he hablado con personas que, como yo, trabajan en Barcelona y han estado considerando seriamente dejar de vivir aquí dada la situación. Tengo una opinión bastante formada al respecto, de lo que he vivido, he visto y he oído pero ese es tema de otro foro.

Manifestación. Banderas independentistas

Manifestación contra independentismo

Banderas de “Parlem?” (“¿Hablamos?”) en algunos balcones de la ciudad

Una calle del centro de Barcelona

Anyway, …

Enjoy Barcelona. Bien merece la pena porque no es solo lo que he contado, hay tanto, tanto, que me he dejado en el tintero que o bien, en breve, escribo un par de post por barrios o bien y para no aburrirte más, voy a poner las fotos de rincones y detalles preciosos. Me decanto, por ahora, por lo último, que es algo más rápido …

Detalle de unicornio en uno de los laterales de la Catedral de Barcelona

Calles barrio gótico Barcelona

Detalle de fuente. Barrio Gòtic

Carmela, escultura de Plensa, frente al Palau de la Música

Templo de Augusto. Barrio gótic.

Torre Agbar. Zona Glóries. Barcelona

Anuncios