Budapest


BUDAPEST PARA VIAJEROS 

Su nombre viene de la unión de tres ciudades:
buda” y “obuda“. Son la zona alta de la ciudad. Y “pest“. Es la zona baja y llana.

Cada zona está separada por el impresionante y abundante río Danubio y varios puentes unen ambas partes de la ciudad.

La capital de Hungría se encuentra a tres horas en avión desde Madrid.

Moneda: Forinto Húngaro.

Hungría NO es de esos países a los que no les importa coger euros, por lo que cambia dinero en España o bien, una vez, en Budapest saca dinero en cualquier cajero con la Revolut.

Lengua: Húngaro. No todo el mundo habla inglés.

(MÁS ABAJO ENCONTRARÁS UNAS PALABRAS BÁSICAS EN HÚNGARO).

El ciudadano húngaro medio no es demasiado simpático así que no esperes bonitas sonrisas ni grandes gestos gentiles.

Enchufes: Igual que en España.

Embajada de España en Budapest: Eötvös utca 11/B, 1067, Budapest.
Teléfono móvil de emergencia:
00 36 30 924 80 92 (desde España).
06 30 924 80 92 (desde Hungría).

Horarios: El habitual de oficina es de 9 a 17 horas.

Los balnearios suelen abrir hasta las 20 horas.

Recuerda que somos nosotros, los españoles, los que tenemos los horarios cambiados con respecto al resto de Europa, lo digo porque en Hungría se cena temprano, eso quiere decir que es posible que tengas dificultad para que te den de cenar a partir de las 20:30 ó 21 horas en algunos sitios.

El tiempo: Nosotros viajamos en pleno mes de enero y, claro, pasamos frío y eso que íbamos bien abrigados. En invierno las temperaturas bajan de los cero grados en Budapest. Por lo que, necesitarás un buen abrigo, jerséis, guantes, bufanda, gorro y por qué no… unos leggings debajo de los pantalones. Lleva siempre mejor botas que zapatillas de deporte tipo NB, nike o similar, aunque no llueva el tiempo es húmedo y con esa clase de zapatillas te irás resbalando.

Medios de transporte:

– Tranvía.
– Metro.
– Tren.
– Taxi.
– Funicular.
– También hay patinetes.

Cómo desplazarse del aeropuerto al centro de la ciudad:

Del aeropuerto al centro de Budapest hay unos 16 kms, por lo que, dependiendo del tráfico, tardarás poco menos de media hora en coche o taxi.

Nosotros no nos complicamos demasiado y cogimos un taxi. Lo habitual es que te cobren entre siete mil y ocho mil florines por el desplazamiento al centro (entre 20 ó 25 euros al cambio).

La diferencia de Hungría, con respecto al resto de aeropuertos del mundo, es que cuando sales a la calle no hay una larga cola de taxis y te montas en el que te toca sino que tienes que dirigirte a una cabina que se encuentra nada más salir, decirle a la persona que vende tickets a dónde vas y te dará un ticket con el número del taxi y con la matrícula y tendrás que esperar a que venga el que te ha tocado. Se paga cuando llegas a destino.

Para regresar al aeropuerto, tras tu estancia, lo que más seguridad da es coger un taxi por la app porque hay muchos taxis piratilla que te querrán sacar de más por el desplazamiento, al menos, a nosotros nos pasó.

Budapest en 48 horas.

Si tuviese que definir Budapest en una sola palabra la definiría como “nostálgica”.
Es una ciudad con mucho encanto, de edificios imponentes y majestuosos pero que desprende cierta tristeza.

Puedes recorrer los principales lugares turísticos andando (buena forma física).

Veamos los “must do” de Budapest:

Parlamento húngaro.

Es el edificio más alto de Budapest. La construcción fue completada en 1904.

En su interior se encuentra la Corona Real, escoltada por la Guardia de la Corona. Llama la atención que su cruz está torcida y no hay explicación de por qué. Se encuentra en la sala de la cúpula; es espectacular, dorada, estrellada, de dieciséis ángulos.

El Parlamento húngaro es majestuoso por fuera y por dentro.
La primera impresión cuando se accede al interior es algo así como entrar a una inmensa iglesia bizantina de altos techos muy dorados. Tiene grandes y coloridas vidrieras, una espectacular escalinata con alfombra roja y unos frescos maravillosos en el techo de la sala principal, el fresco más popular se denomina “la apoteosis de la legislación“, el de al lado “la apoteosis de Hungría” con alusiones históricas.

Durante varios siglos, la Asamblea Nacional húngara fue bicameral es por ello que en el mismo recinto se encuentran las dos cámaras, la Alta y la Baja, aunque, desde 1944, es unicameral. En la actualidad, solo cuenta con una, con 199 diputados.

Me llamaron la atención todas las imágenes de distintas profesiones que decoran el interior: agricultores, pescadores, segadores, pastores, músicos, mineros… queriendo que todos los sectores queden reflejados en el interior del Parlamento, donde, se supone, se lucha por sus intereses y mejoras.

A día de hoy no se puede fumar en ninguna parte del interior del Parlamento pero en el pasado sí era posible y por ello llaman la atención todos los “sujeta-puros” en los pasillos alrededor de las salas de sesiones, enumerados para que cada parlamentario localizaste con rapidez su puro al salir.

El Parlamento húngaro cuenta con tienda y cafetería. Tiene una biblioteca bastante espectacular pero no es posible acceder como turista.

Al finalizar la visita, y antes de salir, se pasa por una sala con una gran maqueta del parlamento y se puede contemplar la estrella roja de la época soviética que aún conservan.

Ya en el exterior, justo en frente del Parlamento Húngaro se encuentra el Palacio de Justicia (lo que en España viene a ser el Tribunal Supremo) y en los alrededores del parlamento húngaro se encuentran vastos edificios del Gobierno como los ministerios de Agricultura o Defensa, entre otros.

Castillo de Buda.

Es la residencia histórica de la familia real húngara. Desde allí, se pueden divisar unas fantásticas vistas de la zona de Pest.

Se puede acceder al lugar en Funicular.

En un primer vistazo, a mí me recordó a la zona de Montjuic, en Barcelona (guardando las distancias), la arquitectura es similar (la húngara es bastante más majestuosa e imponente) y también queda en alto aunque bañado por el Danubio.

Poder contemplar el reflejo del castillo de buda en el Danubio es una pasada.

Puente de las cadenas.

Es el puente más antiguo que une las dos partes de la ciudad. Flanqueado por leones, dos a cada extremo (similares a los del Congreso de los Diputados en España).

Darse un baño de aguas termales.

Es una de las cosas más típicas si visitas la capital de Hungría. Es por ello que tendrás que ir provisto de bañador, chanclas, gorro y toalla. Es posible alquilar algunas de esas cosas en el interior del balneario; en el Gellert también tienen tienda. Eso ya depende de si te apetece gastarte ese dinero para algo que vas a utilizar una hora como mucho o prefieres llevarlo desde casa.

Spa Gellért.

www.gellertbath.hu

Abre cada día de las 6 de la mañana a las 8 de la tarde.

Se encuentra cerca de la plaza Gellért, en la orilla del Danubio.

También es hotel. Y tienen servicios de masajes y de fisioterapia.

Cuenta con varias piscinas interiores con agua a 38, 26 y 19 grados. Y piscinas exteriores tiene dos, de las cuales una hace olas, una a 26 y la otra a 36 grados.

Nosotros decidimos ir a este balneario. No está mal aunque lo vi un poco decadente. Le hace falta cuidar bastantes detalles. Lo encontré algo masificado y tampoco es que me encantase la idea de pasar toda la tarde metida en una piscina repleta de gente, así que al poco rato nos fuimos.

Lo que sí me gustó fue la impresión de cambio de temperatura corporal cuando vas a la piscina exterior. Esa impresión por el cambio de temperatura es extraordinaria. Vas andando en bañador en el exterior a unos menos dos grados y de repente te metes en una piscina con agua súper calentita. Ahora bien, la piscina exterior es demasiado pequeña y hay mucha gente, lo mismo te sientes como una ranita en una charca (así me sentí yo).
Cuando nosotros fuimos la piscina de olas estaba cerrada.

Spa Rudas.

Es otro de los más populares.

Bastión de los pescadores.

Es de los mejores miradores para poder divisar la zona de Pest y, sobre todo, el Parlamento húngaro desde cualquiera de sus siete torres.

Basílica de San Esteban (Szent István Bazilika).
(Szent István tér).

Esta basílica se encuentra en pleno centro de la zona de Pest. Destaca su mirador panorámico, además de su espectacular arquitectura.

Estatua de la Libertad y Ciudadela.

Desde casi cualquier punto de la ciudad podrás divisar a lo lejos una estatua sobre la colina de Gellért. Se trata de la estatua de la libertad, una estatua de bronce femenina que sostiene una hoja de palmera con las dos manos.

Se hizo en memoria de la liberación de Hungría por parte de la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial.

Para subir debes estar en buena forma física.

Plaza de los héroes. También conocida como “monumento del milenio”.

La finalidad del monumento era rendir homenaje a los gobernantes de la Casa de Hasburgo y Lorena tras la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, con el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, el régimen comunista destruyó la mayoría de las estatuas y se decidió que fuesen reemplazadas por estatuas de bronce de líderes de las luchas por la libertad húngara.

Justo detrás se encuentra la pista de hielo y el museo de Agricultura húngara.

Dar un paseo a las orillas del Danubio.

Es un must do, no puedes dejar de pasear a las orillas del Danubio donde te podrás encontrar varias estatuas de bronce y vendedores de la bebida más típica húngara: vino caliente.

Otros básicos de la ciudad son:

– Isla Santa Margarita.

– Ópera.

– Gran Mercado.

Zona comercial:

Andràssy út. Es una larga avenida que une el centro con la Plaza de los Héroes. Las firmas más exclusivas se encuentran en esa avenida así como la mayoría de las embajadas.

Váci Utca, Vörösmarty Square and Fashion Street.

Se trata de una serie de calles peatonales cercanas al Danubio en las que encontrarás las marcas más comunes como Zara, H&M, C&A, Adidas, Massimo Dutti, etc

Budapest: ciudad cultural, artística y universitaria.

Esta ciudad tiene muchos y variados museos, destacan:

Museo del Terrror que nada tiene que ver con el Museo del Holocausto.

Museo Nacional Húngaro.

Museo de la Historia de Budapest.

Museo de la Historia Militar.

Instituto de la Musicología.

Museo de la Historia Médica.
(Calle Apród 1-3).

– MTA (Magyar Tudományos Akadémia). Academia de las Ciencias de Hungría.
(Széchenyi István tér 9).
https://mta.hu/hatteranyagok/muveszeti-gyujtemeny-105345

Museo de la Agricultura húngara.

Curiosidades húngaras:

Cubo de Rubik.

El auténtico es húngaro debido a que Rubik era húngaro:
www.rubikkocka.hu

Pimentón (paprika).

Cajas secretas.

Son una auténtica maravilla. No te voy a desvelar cómo se abren pero podrás guardar lo que sea sin que alguien con paciencia pueda dar con ello.

Me hice con una. Me recordó a la película jurídica “la caja de música”.

Cerveza húngara: la más popular es la llamada “Borsodi“.

Vino caliente.

Es lo que más beben los húngaros. Encontrarás puestecitos en plena calle pero es que teniendo en cuenta las bajas temperaturas húngaras, beber un trago de vino caliente viene muy bien.

Ruin Pubs.

Son los locales de moda en Budapest.

– Hay muchas esculturas al pie de calle.

Recomendaciones para comer o tomar café:

BöRZE.
(Nádor Utca, 23).
http://borzeetterem.hu/en/

Se encuentra a los alrededores del Parlamento. Un local moderno con comida fusión.

Flow.
(Andrássy Út, 66).
Es una coffee shop que no está mal para hacer un parón si el trayecto hacia la plaza de los héroes lo haces andando.

– Hay barcos-restaurantes.

Platos más tradicionales. Gastronomía Húngara:

Son muy dados a los guisos. Los más típicos son:

⇒ Gulash. Sopa con carne.
⇒ Pörkölt. Trozos de carne con un caldo de pimentón y otras especias.
⇒ Halászlé. Sopa picante de pescado.
⇒ Téliszalámi. Salami húngaro.

Alojamiento:

Hotel Intercontinental Budapest.
(ApáczaI Csere, 12-14).

Tiene spa y balneario.

Si vas a hacer desplazamientos internos por Hungría y quieres ver alojamientos, la web más utilizada por los húngaros es:
Szallas.hu (viene a ser el trivago húngaro).

Palabras básicas en Húngaro:

– Hola 》 Szia
– Adiós 》 Búcsú
– Gracias 》 Köszönöm
– Disculpe 》 Bocsásson meg
– La cuenta, por favor 》 A számlát kérem
– ¿Cuánto cuesta? 》Mennyibe kerül?
– ¿Dónde está … ? 》 Hol van … ?

Y dos palabras que no puedo dejar de mencionar como abogada porque, además, son muy diferentes a lo que estamos acostumbrados:

– Abogado 》Ügyvéd
– Juzgado 》 Megítélni